terça-feira, 24 de abril de 2012

VIOLENCIA CONTRA PESSOA IDOSA PODE SER QUALIFICADO COMO TORTURAA

A UNIFORMIZAÇÃO DE JURISPRUDÊNCIA BUSCARÁ DAR O MESMO ENTENDIMENTO DOS DESEMBARGADORES PARA CASOS ANÁLOGOS

 
SÃO PAULO. Agressões contra crianças, idosos, deficientes físicos ou enfermos poderão passar a ser qualificadas como tortura, deixando de ser tratadas como crime comum. A decisão deverá ser tomada pela Corte do Tribunal de Justiça de Minas Gerais, que vai analisar recurso do Ministério Público do estado para uniformização de jurisprudência. Segundo o promotor Antonio Sérgio Tonet, muitos dos crimes cometidos no estado contra estas vítimas são enquadrados como maus tratos e lesão corporal, o que acaba por abrandar a pena ou até mesmo levar à prescrição e impunidade dos acusados.

- Tenho observado que, em alguns casos, o juiz ou o Tribunal de Justiça desconsideram a Lei de Tortura na sua aplicação a particulares. Eles entendem que a Lei de Tortura só é aplicada quando o réu é agente público, como policial ou carcereiro. E isso não ocorre apenas em Minas Gerais. Apesar das decisões do STJ, de aplicar a Lei de Tortura em vários casos, os crimes acabam sendo avaliados com base em entendimentos diferentes - diz Tonet.

A 9.455/97, conhecida como Lei da Tortura, indica que qualquer pessoa pode ser enquadrada. Em seu artigo 1º, inciso II, afirma que "constitui crime de tortura submeter alguém sob sua guarda, poder ou autoridade, com emprego de violência ou grave ameaça, a intenso sofrimento físico ou mental, como forma de aplicar castigo pessoal ou medida de caráter preventivo". A pena para o crime varia de 2 a 8 anos de prisão. Há ainda situações que determinam o agravamento. Se houver lesão corporal grave ou gravíssima, a pena aumenta para 4 a 10 anos. Se a vítima morrer, a pena prevista fica entre 8 a 16 anos de reclusão. Há ainda um agravante: se a tortura é praticada contra criança, gestante, portador de deficiência, adolescente, ou maior de 60 anos, a pena é aumentada entre um sexto e um terço.

Se o réu é indicado por maus tratos, a pena varia de 2 meses a um ano de prisão, podendo ser substituída por multa, por exemplo. Se causar lesão corporal grave, a pena prevista de de um a 4 anos. Se houver morte da vítima, a pena é de 4 a 12 anos de prisão.
Caso o crime seja definido como lesão corporal, a pena varia de 3 meses a 1 ano de prisão. Se provocar lesão grave, de 1 a 5 anos de prisão. Se causar lesão gravíssima, de 2 a 8 anos de prisão. Se a vítima morrer, a pena prevista varia de 4 a 12 anos.

- A corrente majoritária no país entende que o crime de tortura é um crime comum, podendo ser praticado por qualquer pessoa. Mas a corrente minoritária defende que ela se aplica apenas a agente público. Toda vez que um caso chega nas mãos de um juiz que pensa desta forma, a tortura é imediatamente desconsiderada e a pena acaba desproporcional ao crime - explica Tonet.

Por conta da divergência entre os magistrados, o Ministério Público de Minas Gerais tem recorrido caso a caso. A 2ª Câmara Criminal do TJ-MG decidiu, por exemplo, que não foi tortura o crime praticado por Jonathan Matos Estevão contra o enteado, um bebê de 1 ano e 11 meses, praticado em agosto de 2008 no município de Timóteo. A criança ficou aos cuidados do padrasto e, durante este período, foi "castigado". A mãe encontrou o bebê com hematomas na cabeça, nas mãos e abdômen, além de cortes. O juiz classificou a agressão como maus tratos. O MP recorreu, mas o Tribunal manteve a decisão da primeira instância, argumentando que o crime demanda, necessariamente, que o infrator seja agente público.

Tonet ingressou com recurso especial no Superior Tribunal de Justiça, argumentando que a decisão viola a Lei da Tortura, e o caso aguarda julgamento.
O caso que levou o MP a pedir uniformização de jurisprudência ocorreu em Poços de Caldas. O réu, Evanil de Castro, foi condenado a 9 anos e 4 meses de prisão, em regime fechado, por ter agredido o enteado, de apenas 3 anos, com um ferro de passar roupas, causando na criança queimaduras de primeiro e segundo grau.

Condenado por tortura, com agravante de ter causado lesões corporais graves, Castro poderá ter a pena revista. A Defesa recorreu, argumentando que Castro não praticou crime algum. O caso será julgado pela 2ª Câmara Criminal do TJ-MG e o Ministério Público teme que ele acabe livre ou tendo sua pena abrandada.

- Há um conflito interno na jurisprudência que a Corte deve decidir.

segunda-feira, 9 de abril de 2012

video

LA BUENA MUSICA PROLONGA LA 
VIDA DEL SER HUMANO

Por razones que la ciencia no acaba de esclarecer, el cultivo de la buena mùsica, en su quehacer pràctico, coadyuva a prolongar la vida del ser humano. Y por razones aùn menos claras, sobresale entre los gremios de ejecutantes el de los pianistas quienes, casi por norma, alcanzan edades asombrosas en plenitud de facultades.

No hay Alzheimer o desmemoria en sus horizontes. 

El legendario Arthur Rubinstein (1887-1982) se retirò de los escenarios a los 90 años y no porque ya no pudiera tocar, sino por la ceguera. Morirìa a los 95 haciendo mùsica para su cìrculo ìntimo. Por no hablar de la trayectoria de Mieczyslaw Horszowski (1892-1993), quien tocò su ùltimo concierto a los 100 años, falleciendo unos meses màs tarde, despuès de haber impartido una lecciòn de piano. ¿Dònde reside la explicaciòn de tales proezas? ¿Què beneficios aporta el ejercicio del arte sonoro y, màs en concreto, cuàles son las ventajas de la ejecuciòn del piano sobre el resto de los instrumentos?([1])

Las respuestas màs socorridas son que los pianistas mueven en profusiòn todos los dedos de ambas manos, que desarrollan sus habilidades sentados còmodamente, que usan el peso de sus brazos a favor de la gravedad y que son aquellos que manejan mayor nùmero de notas por segundo que los demàs. Podrìa argumentarse en contra que si esas son las premisas, deberìan encontrarse ejemplos anàlogos de ancianidad en los arpistas o los guitarristas, empero, aunque los tres estàn obligados a tocar sentados, los primeros no usan los meñiques y los segundos hacen uno muy disparejo de sus dedos: el pulgar de la izquierda pràcticamente no lo emplean, como tampoco el meñique de la derecha.

Y lo mismo vale para los individuos que tocan instrumentos de aliento, no usan todos sus dedos y aúnan el riesgo de abusar de sus capacidades pulmonares. Para este gremio, el promedio de vida activa es de 72 años, tres menos del promedio deparado a los violinistas, que son los màs sacrificados de la familia de las cuerdas frotadas.([2]) Estàn èstos siempre en vilo contra la gravedad, su postura es un atentado contra la anatomìa y es categòrica la disparidad en el empleo de sus dedos. Con sòlo cuatro de ellos deben urdir sus tejidos melòdicos, mientras que los del arco los usan de forma estacionaria.([3])

Mas, ¿dònde nos llevan estas consideraciones? A postular con llaneza que, al mover de forma extensiva y homogènea todos los dedos de ambas manos, se crea y se logra un amplio funcionamiento de las redes neuronales que los coordinan, amèn de fungir como un masaje continuo de las miles de terminaciones nerviosas que se sitùan en sus puntas. Recordemos que en las manos se manifiesta la evoluciòn de la inteligencia del hombre y que a ellas se vinculan los òrganos del cuerpo. De ahì que al ejercitarlos el organismo entero se beneficie.

A propòsito de los insignificantes meñiques habrìa que decir que estàn conectados, nada menos, que al corazòn y al intestino delgado. ¿Nos satisface esta conclusiòn para entender el fenòmeno de la longevidad en los sujetos que se pasan la vida frente a instrumentos de tecla? Digamos, para agotar el discurso que, ciertamente, con el empleo reiterado de los dedos, en concomitancia al desarrollo del oìdo, se plasman circuitos mentales de tal complejidad que acaban por retardar el envejecimiento de las facultades cognitivas. A eso agreguèmosle el uso que hacen los pianistas –y sus afines– de los pedales y al arduo ordenamiento polifònico a que estàn obligados por la naturaleza misma de su instrumento, y tendremos una respuesta, si no satisfactoria, sì enteramente plausible.

Dicho esto, es momento de presentar al pianista mexicano que Rubinstein pensò en designar como sucesor. Las palabras de estìmulo que el eximio polaco le ofrendò fueron: “He buscado en el mundo, durante muchos años, a un artista que ocupe mi lugar en los escenarios. Este podría ser usted”. Nuestro compatriota nunca se sintiò a la altura de esa designaciòn, aunque ha sido merecedor de sendos reconocimientos, no sòlo por la calidad de sus ejecuciones, sino por la decidida labor que se ha echado a cuestas para difundir la mùsica de Manuel M. Ponce quien, carente de hijos, lo designò heredero universal. Se trata de Carlos Vàzquez (1920, el pianista màs longevo en los anales de la mùsica mexicana, como tambièn el maestro màs joven –con 14 años de edad– que ha producido la naciòn, pero antes de incursionar en su biografìa hemos de situarlo en la ùltima hazaña que lo retrata de cuerpo entero.([4])

El domingo pasado se despidiò de los escenarios repitiendo ìntegro el programa de su debut acaecido 73 años ha, en el mismo foro que otrora llevaba el nombre de Sala de Conferencias del Palacio de Bellas Artes (hoy llamada Sala Manuel M. Ponce). Con 91 años y la memoria sin mella, Vàzquez acometiò un repertorio que acobardarìa a cualquiera. Tocò sin partitura la Partita n° 1 de J. S. Bach, el Preludio y Fugato sobre un tema de Händel de Ponce, la Sonata op. 10 n° 3 de Beethoven, las Papillons de Schumann, el Nocturno XVII y el tercer Scherzo de Chopin, el Preludio y la Marcha de “El amor para las tres naranjas” de Prokofiev, el Estudio IV de Stravinsky, y una Danza del “Amor Brujo” de Manuel de Falla; y por si esas dos horas netas de mùsica no hubieran bastado, se prodigò aùn con 5 bises que el pùblico agradeciò enhiesto. En ellos refrendò su indisoluble filiaciòn espiritual con Ponce.

Nacido en Guadalajara en el seno de un hogar que amaba con temores a la mùsica, Vàzquez fue depositario de los sueños paternos que pretendìan hacer de èl un buen pianista, mas no tanto como para intentar vivir de ello. El hambre como destino ineludible. Con sòlo quince minutos de pràctica cotidiana permitida, se daba espacio al talento del niño, aunque sin enfilarlo de lleno hacia una profesiòn màs llena de incertidumbre que de esplendores. Su padre lo habìa experimentado con la carne trèmula: habìa aprendido a tocar varios instrumentos, inclusive fue pionero en la ejecuciòn del serrucho, aunque creìa que los melismas no le daban de comer a nadie.

Fue asì que el azar jugò la carta decisiva. El señor Vàzquez viajò a la ciudad de Mèxico en su rol de comerciante y le tocò situarse en uno de los primeros actos pùblicos de Làzaro Càrdenas. Corrìa el mes de diciembre de 1934. Con la ingenuidad de quien cree en los polìticos logrò acercarse hasta el mandatario para espetarle que su chamaco era un genio y que no tenìa medios para educarlo. La respuesta del general signarìa el futuro: “Si es cierto lo que dice, su hijo recibirà apoyo del Estado”. Las diligencias en la metròpoli se aplazaron para devolverse a Guadalajara de inmediato. Una valija a medio hacer fue el equipaje del pianista en ciernes que debìa convencer al Presidente de la Repùblica. El retorno a la capital presagiaba dificultades, mas la voluntad paterna no cejarìa en su intento. Horas vanas de antesala y dìas enteros de frustraciòn. La audiencia se concretò recièn inaugurados Los Pinos: Vàzquez padre tocò el serrucho para animar a Vàzquez hijo. Al Señor Presidente, cauto y tajante, le vino en mente una peticiòn: ¿Te sabes “Las cuatro milpas”…? Para asombro de los presentes, el muchacho recordò la tonada y la armonizò sin traspiès. Una sonrisa de beneplàcito se dibujò en el rostro del militar, no obstante eso era insuficiente.

El presidente podìa dar una orden y no habrìa quien la impugnara, pero ¿por què habrìa de negarse la opiniòn de los verdaderos expertos? Carlos fue sometido a un riguroso examen frente a una comisiòn selecta. Ante la constataciòn de su enorme talento, a la vuelta de unos dìas se le concediò una plaza de maestro. Vendrìan despuès los estudios en el Conservatorio, las giras, la docencia y, con la velocidad de un murmullo, el concierto de despedida en la Sala Ponce del Palacio de Bellas Artes.

([1]) Aquì habría que incluir a directores de orquesta y compositores pues, por lo general, desarrollan la mayor parte de su oficio a través del piano.

([2]) Datos obtenidos de un estudio realizado a fines de los 90 en Alemania entre los mùsicos de varias orquestas sinfònicas.

([3]) Aùn asì, sin importar la posiciòn contra natura del instrumento, son de citar algunos casos sobresalientes: Jascha Heifetz tocò hasta los 86, Nathan Milstein hasta los 89, y todavìa estàn activos los violinistas Fredell Lack con 90 y Ruggiero Ricci con 94 (a quienes habrìan de agregarse otros ejemplos de mùsicos eminentes que estuvieron activos hasta el final de su vida: Telemann, Saint-Saëns y Horowitz con 86, Verdi y Klemperer con 88, Stravinsky con 89, Toscanini y Copland con 90, Sibelius con 91, Segovia con 94, Charpentier con 95 y Casals con 97).

([4])Se recomienda la audiciòn del Vals n°1 op. 64 (“Minuto”) de Fryderyk Chopin y de la Consolation n° 3 de Franz Liszt en la interpretaciòn que hace Carlos Vàzquez a los 86 años de edad en su ùltimo disco comercial. (WOHLTEMPERIERTE PRODUKTIONEN, 2006)


Somos Información. Gracias por tu visita: Mùsica y longevidad (Interesantísimo) Blog Alzheimer 2.0 Alzheimer Universal 2.0 http://alzheimeruniversal.blogspot.com/2012/04/musica-y-longevidad-interesantisimo.html#ixzz1rXwGA4BV
@AlzUniversal | www.alzheimeruniversal.blogspot.,com
Under Creative Commons License: Attribution Non-Commercial

domingo, 8 de abril de 2012

Un nuevo estudio describe las prácticas eróticas de la tercera edad

En España, el 62% de los hombres y el 37% de las mujeres mayores de 65 años son sexualmente activos, señala la investigación


Un estudio sobre casi 2.000 personas, basado en la Encuesta Nacional de Salud y Sexualidad, describe las prácticas eróticas de la tercera edad en España. Las más habituales son los besos, las caricias y la penetración vaginal. Las principales causas de inactividad sexual son la enfermedad física y la viudedad. Los resultados obtenidos en la investigación podrían aplicarse en la prevención de enfermedades y en la promoción de la salud y las prácticas sexuales saludables, señalan los autores del estudio. SINC/T21.


El trabajo apunta a una menor actividad sexual de las mujeres mayores de 65 años, en comparación con los hombres. Fuente: PhotoXpress.
El trabajo apunta a una menor actividad sexual de las mujeres mayores de 65 años, en comparación con los hombres. Fuente: PhotoXpress.
Un nuevo estudio, publicado en una de las revistas de mayor impacto mundial sobre sexualidad, The Journal of Sexual Medicine, ha analizado los factores que influyen en la actividad sexual de las personas mayores en España. 

“Esta investigación permite conocer una realidad social no suficientemente tratada en España: la sexualidad y las personas mayores”, ha explicado a SINC Domingo Palacios, investigador de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, y autor principal de este trabajo. 

Los resultados, basados en la Encuesta Nacional de Salud y Sexualidad realizada a 1.939 ancianos heterosexuales durante el año 2009, revelan que el 62,3% de los hombres y el 37,4% de las mujeres son sexualmente activos. 

Las prácticas sexuales más habituales son los besos, las caricias y la penetración vaginal. Por el contrario, las menos practicadas son la masturbación y el sexo oral. 

Además, existen otros factores que limitan la actividad sexual en ambos sexos: ser mayor de 75 años, no tener pareja, poseer un bajo nivel educativo, una mala percepción de la propia salud y la sexualidad, padecer dos o más enfermedades crónicas y tomar dos o más medicamentos.

Los resultados apoyan estudios anteriores 

“Esto tiene su aplicación en la prevención de enfermedades y en la promoción de la salud y las prácticas sexuales saludables”, afirma Palacios, quien subraya que entre las razones por las que la población mayor española no tiene relaciones sexuales destacan la viudedad y la enfermedad física de la pareja. 

Los autores apuntan diferencias de género entre los mayores de 65 años, con una menor actividad sexual de las mujeres respecto a los hombres, y de edad, con mejores resultados entre los 65 y los 74 años que en los mayores de 75 años. 

Esta no es la primera vez que se mide la salud sexual en la tercera edad. Ya en 2006, un estudio que se hizo público durante el XXVI Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC) mostró que el 60% de las personas mayores de 65 años decía tener relaciones sexuales con una frecuencia media de cuatro veces al mes. 

En aquel trabajo, realizado en más de un centenar de personas por médicos de familia de Cataluña, la mayoría reconocía que aunque sus relaciones habían sufrido cambios a causa de la edad, no por ello eran "menos satisfactorias". 

Asimismo, los datos coinciden con los de una encuesta realizada en EE UU y publicada en el New England Journal of Medicine en 2008, en la que el 73% de los estadounidenses entre 57 y 64 años practicaban sexo. La cifra bajaba al 53% entre los 65 y los 75 años y caía hasta el 26% a los 85.

quarta-feira, 4 de abril de 2012

07 de abril de 2012: DIA MUNDIAL DE LA SALUD

La Organización Mundial de la Salud publica algunos datos acerca del envejecimiento mundial, con motivo del Día Mundial de la Salud 2012:
  • En la actualidad, el número de personas mayores de 60 años es dos veces superior al que había en1980.
  • En 2050, habrá casi 395 millones de personas de 80 años, es decir cuatro veces más que en este momento.
  • En los próximos cinco años, el número de personas mayores de 65 años será superior al de niños menores de cinco años.
  • Para el 2050, el número de personas mayores será superior al número de niños menores de 14 años.
  • La mayoría de las personas mayores vive en países de ingresos bajos o medianos; en 2050, ese porcentaje ascenderá al 80%.

segunda-feira, 2 de abril de 2012

MINISTÉRIO PÚBLICO GARANTE FORNECIMENTO 
DE SUPLEMENTO ALIMENTAR PARA PESSOA IDOSA

O Ministério Público do Estado de Rondônia, por meio de sua Promotoria de Justiça com atribuição de curadoria da saúde em Guajará-Mirim, obteve decisão liminar que obriga o Município de Guajará e o Estado de Rondônia a custearem suplemento alimentar a uma idosa de 72 anos, vítima de doença grave. O Judiciário deu um prazo determinando de 10 dias para a adoção da medida, sob pena de aplicação de multa.
 
A decisão liminar foi concedida em ação civil pública proposta pelo Promotor de Justiça substituto Eider José Mendonça das Neves, visando a tutela de interesse individual indisponível de idoso. Na ação, relata-se que a paciente foi vítima de acidente vascular cerebral e, em razão de permanecer durante muito tempo deitada, desenvolveu uma úlcera de pressão de grau três, necessitando de alimentação específica prescrita por nutricionista, o que não foi fornecido pelo Município de Guajará-Mirim.
 
Como fundamento jurídico da ação, o Ministério Público suscitou o dever constitucional do Poder Público de garantir a saúde dos indivíduos, apontando a responsabilidade solidária do Estado e Município de garantir o pleno acesso de idosos aos meios necessários de tratamento e recuperação da saúde.
 
Atendendo ao pedido ministerial, o Juízo da 2ª Vara Cível da Comarca de Guajará-Mirim concedeu a liminar em sede de tutela antecipada, obrigando os entes públicos a custearem o suplemento solicitado em favor da idosa, determinando que fosse disponibilizado no prazo de 10 dias, sob pena de aplicação de multa.